Escuela de Reiki Bioreiki Karuna Reiki y Respiración Multidimensional de José María Jiménez Solana
 

ANALIZADOR DE CHAKRAS Y BIOTENSOR  CHAKRA TESTER

El Biotensor y analizador de chakras Chakra Tester ®, es un instrumento de medición y diagnóstico bioenergético para la terapia Reiki y la terapia de Sanación espiritual cuya misión es detectar y medir la vibración de los campos vibratorios  bioenergéticos.
El Analizador de chakras responde a las necesidades prácticas y específicas de la terapia Reiki y la terapia de Sanación espiritual, en función de las cuales se ha desarrollado y puesto a punto este instrumento que tiene una gran sensibilidad para detectar los campos vibratorios de los chakras y para diagnosticar su estado.
Al ser la Energía universal sanadora (Ki) que canalizamos con el Reiki y la Sanación, una energía apolar, se han desarrollado la antena y la anilla receptora teniendo en cuenta esta característica, realizando  las dos caras iguales y ranuradas, para aumentar su sensibilidad de detección en cualquier posición que se sitúe, incrementando la superficie de contacto de la anilla con los flujos de energía, ampliando así su facilidad de utilización.
La energía de los chakras no es de origen electromagnético si no que son flujos bioplasmáticos de elevadas frecuencias que están presentes en los cuerpos sutiles ya que el sistema de chakras interpenetra todos los cuerpos del ser humano: Cuerpo físico, cuerpo etéreo; cuerpo astral, cuerpo mental y cuerpo causal
El Analizador de chakras reacciona al flujo de energía que detecta de cada chakra mediante oscilaciones de la antena y de la anilla que son captados por el sistema de percepción de los cuerpos sutiles del terapeuta y transmitidos al instrumento por el principio de resonancia.
Cada chakra vibra en una frecuencia determinada que se corresponden con la vibración de los siete colores del espectro visible que va desde el rojo hasta el violeta.

Ultravioleta; rayos x; rayos gamma
Chakra 7. Blanco   
Chakra 6. Violeta

8.1014 Hz

 

4.1014 Hz

Chakra 5. Azul celeste
Chakra 4. Verde
Chakra 3. Amarillo
Chakra 2. Naranja
Chakra 1. Rojo
Infrarrojos, microondas; ondas de radio

Los chakras son un reflejo de la vibración de la estructura energética y del nivel de conciencia  y puertas de acceso a las dimensiones no físicas a través de las cuales el ser humano accede a interactuar con las energías y potencias espirituales, y pueden estar cerrados o abiertos: Cuando están abiertos realizan su labor con eficacia y cuando están cerrados la persona no puede interactuar plenamente con toda la gama de vibraciones de las energías espirituales universales.
Un chakra está sano cuando se encuentra abierto, limpio, y girando en el sentido del reloj en la frecuencia que le corresponde.
Cuando un chakra está afectado puede estar vibrando en una frecuencia anómala diferente a la suya propia. También puede estar cerrado cuando se ralentiza su giro o se encuentra contaminado con energía negativa que no corresponde a su frecuencia original.
Cuando un chakra está bloqueado no puede interactuar con su banda de vibración particular generándose disfunciones en las tres dimensiones existenciales, la física, la mental-emocional y la espiritual correspondientes a ese chakra.
A veces están contaminados  con bloqueos energéticos, también pueden estar torcidos, sucios o desviados y entonces  no realizan su función de intercambio y la energía se estanca en ese punto, con lo que indirectamente quedan afectados los órganos del cuerpo físico regulados por ese chakra.
También están interrelacionados entre ellos y el funcionamiento de cada uno depende del buen funcionamiento del conjunto.
En estos casos, la labor del terapeuta debe ser de chequeo y tratamiento del chakra afectado para devolverlo a su estado original.
El uso principal del Analizador de chakras consiste en realizar el análisis de los chakras al comenzar la terapia para detectar cuál de ellos se encuentra vibrando en frecuencias bajas, o en frecuencias que no le corresponden y que están fuera del rango de frecuencias de su color propio, para poder tratarlo y dejarlo despejado, abierto y vibrando en la frecuencia que le corresponde antes de comenzar la fase de la terapia de canalización de energía.
Para el buen resultado de la terapia Reiki o de Sanación es fundamental comenzar la fase de canalización de energía de la terapia con todos los chakras abiertos y vibrando cada uno en la frecuencia que le corresponde.
Porque si comenzamos la terapia con un chakra bloqueado o cerrado, o vibrando en frecuencias que no le corresponden, al realizar la canalización de energía se producirá un bloqueo o estancamiento en ese chakra al no permitir el libre flujo de la energía a través de él, y esta deficiencia se reflejará en todos los órganos, glándulas internas, plexos nerviosos y partes de la estructura energética del paciente asociados a ese chakra.
El manejo del Chakra tester es muy sencillo y a la vez tremendamente efectivo y rápido para realizar un diagnóstico bioenergético del sistema de chakras:
Chequeamos los chakras con el Analizador de chakras Chakra tester, comenzando por el séptimo y vamos dándole a cada uno una lectura entre uno y diez.
Para ello colocamos el Analizador de chakras a unos diez centímetros de cada chakra hasta que capte la corriente de vibración del chakra y comience a moverse, entonces observamos su oscilación, si oscila de arriba hacia abajo con intensidad el chakra está bien; si la oscilación es débil el chakra está bajo y habrá que tratarlo; si se mantiene en reposo, nos indica que el chakra está bloqueado; si oscila de lado horizontalmente o con líneas oblicuas, el chakra está contaminado por frecuencias que no le corresponden.

Para tratar los chakras que lo precisen, programamos el péndulo universal situando la anilla en el meridiano de la terapia y el cordel en el color correspondiente al chakra afectado, lo situamos encima a unos diez centímetros y lo dejamos que vaya haciendo la recarga del chakra hasta que se pare del todo, señal que ha terminado con ese chakra.

El diagnostico bioenergético. los instrumentos de la terapia
Podemos utilizar diferentes métodos de diagnóstico para comprobar el estado de la estructura energética del paciente, especialmente del sistema de chakras que deberá estar completamente operativo antes de comenzar la terapia porque los chakras son puertas interdimensionales y si se comienza la terapia con alguno de ellos bloqueado, afectado o cerrado, la canalización de energía será deficiente a través de ese chakra; por ello el terapeuta debe analizar los chakras y recargar los que estén afectados antes de comenzar la canalización de energía.
Aunque la terapia de sanación puede hacerse directamente por cualquier persona siguiendo las directrices anteriores, realizando el diagnóstico y la recarga directamente con las manos, el terapeuta que lo desee puede utilizar dos instrumentos que le serán de gran ayuda: El Analizador de chakras o Biotensor y el Péndulo Universal.

Son instrumentos manuales que funcionan por resonancia inducida: cuando el paciente está representado en la pantalla mental del terapeuta en un pensamiento sanador, el terapeuta le formula preguntas sobre el estado del paciente y los instrumentos responden oscilando en un sentido o en otro. Esta oscilación mecánica inducida depende de la corriente energética y nerviosa inducida por la precepción sutil del terapeuta que reacciona con minúsculas reacciones de sus fibras musculares producidas por los cambios generados en el sistema nervioso del terapeuta debido a la interpretación y decodificación de las informaciones energéticas inconscientes procedentes del paciente que es recibida a niveles sutiles por el terapeuta y se transmite a los instrumentos de medición.
El terapeuta solo realiza de forma consciente la actividad de  generar el pensamiento sanador sobre el paciente y el acto de colocar el instrumento sobre el paciente, todo lo demás sucede de forma no consciente ya que intervienen todos los sistemas de la estructura energética como el sistema de chakras, el canal central, los tres tantien y la órbita microcósmica,  y el terapeuta obtiene la información mediante el vínculo sutil con su paciente generando un enlace resonante que recibe la información del paciente y la transmite al instrumento.
El pensamiento sanador es un punto de enfoque energético bidireccional entre el paciente y el terapeuta y también es un enlace energético y espiritual que no está sometido a los condicionamientos del espacio-tiempo y por eso también es posible realizar un diagnóstico y un tratamiento a distancia en el que el terapeuta canaliza la energía universal sanadora de forma indirecta hacia el paciente a  través del enlace espiritual generado por el pensamiento sanador.
También se puede utilizar un testigo que represente al paciente, de forma que el pensamiento sanador o el testigo actúan como una representación energética del paciente y a través del terapeuta se produce la canalización y transmisión de la energía universal sanadora realizada con la terapia a distancia.
Para hacer el diagnostico a distancia se utiliza también el principio de resonancia espiritual para recoger información sobre el estado del paciente.

El Analizador de chakras o biotensor se utiliza para hacer un diagnóstico energético y un chequeo inicial del sistema de chakras del paciente, ya que la terapia se debe comenzar con todos los chakras abiertos y vibrando cada uno en su frecuencia, de lo contrario no se producirá adecuadamente la canalización de energía ya que si existe algún bloqueo en el sistema de chakras no dejará entrar la energía en el paciente.
Chequeamos los chakras con el Analizador de chakras o biotensor, comenzando por el séptimo y vamos dándole a cada uno una lectura entre uno y diez. Para ello colocamos el biotensor a unos diez centímetros de cada chakra y observamos su oscilación, si oscila de arriba hacia abajo con intensidad el chakra está bien; si la oscilación es débil el chakra está bajo y habrá que tratarlo; si el biotensor se para el chakra está bloqueado; si oscila de lado horizontalmente o con líneas oblicuas, el chakra está contaminado por frecuencias que no le corresponden.
Para tratar los chakras que lo precisen, programamos el péndulo universal situando la anilla en el meridiano de la terapia y el cordel en el color correspondiente al chakra afectado, lo situamos encima a unos diez centímetros y lo dejamos que vaya haciendo la recarga del chakra hasta que se pare del todo, señal que ha terminado con ese chakra. Después chequeamos con el biotensor para comprobar que el chakra ha quedado vibrando en la frecuencia que le corresponde.

El Analizador de chakras o biotensor
Es un instrumento de medición y diagnóstico para la terapia cuya misión es detectar y medir la vibración de los campos vibratorios  bioenergéticos.
El Analizador de chakras responde a las necesidades prácticas y específicas de la terapia Reiki y la terapia de Sanación espiritual, en función de las cuales se ha desarrollado y puesto a punto este instrumento que tiene una gran sensibilidad para detectar los campos vibratorios de los chakras y para diagnosticar su estado.
Al ser la energía de vibración de los chakras y la Energía universal sanadora (Ki) que canalizamos con el Reiki y la Sanación, energías apolares, se han desarrollado la antena y la anilla receptora teniendo en cuenta esta característica, realizando  las dos caras iguales y ranuradas, para aumentar su sensibilidad de detección en cualquier posición que se sitúe, incrementando la superficie de contacto de la anilla con los flujos de energía, ampliando así su facilidad de utilización.


La energía de los chakras no es de origen electromagnético si no que son flujos bioplasmáticos apolares de elevadas frecuencias que están presentes en los cuerpos sutiles ya que el sistema de chakras interpenetra todas las dimensiones existenciales y todos los cuerpos del ser humano: Cuerpo físico, cuerpo etéreo; cuerpo astral, cuerpo mental y cuerpo causal
El Analizador de chakras reacciona al flujo de energía que detecta de cada chakra mediante oscilaciones de la antena y de la anilla que son captados por el sistema de percepción de los cuerpos sutiles del terapeuta y transmitidos al instrumento por el principio de resonancia inductiva.
Cada chakra vibra en una frecuencia determinada que se corresponden con la vibración de los siete colores del espectro visible que va desde el rojo hasta el violeta.

Los chakras son un reflejo de la vibración de la estructura energética y del nivel de conciencia y puertas de acceso a las dimensiones no físicas a través de las cuales el ser humano accede a interactuar con las energías y potencias espirituales, y pueden estar cerrados o abiertos: Cuando están abiertos vibrando en las frecuencias que le corresponden, realizan su labor con eficacia y cuando están afectados, bloqueados o cerrados la persona están fuera de su frecuencia y no pueden realizar su función de intercambio, entonces el paciente no puede interactuar plenamente con toda la gama de vibraciones de las energías espirituales universales.


Un chakra está sano cuando se encuentra abierto, limpio, y girando en el sentido del reloj en la frecuencia que le corresponde.
Cuando un chakra está afectado puede estar vibrando en una frecuencia anómala diferente a la suya propia. También puede estar cerrado cuando se ralentiza su giro o se encuentra contaminado con energía negativa que no corresponde a su frecuencia original. Cuando un chakra está bloqueado no puede interactuar con su banda de vibración particular generándose disfunciones en las tres dimensiones existenciales, la física, la mental-emocional y la espiritual correspondientes a ese chakra.
A veces están contaminados  con bloqueos energéticos, también pueden estar torcidos, sucios o desviados y entonces  no realizan su función de intercambio y la energía se estanca en ese punto, con lo que indirectamente quedan afectados los órganos del cuerpo físico regulados por ese chakra.
También están interrelacionados entre ellos y el funcionamiento de cada uno depende del buen funcionamiento del conjunto.
En estos casos, la labor del terapeuta debe ser de chequeo y tratamiento del chakra para devolverlo a su estado original.
El uso principal del Analizador de chakras consiste en realizar el análisis de los chakras al comenzar la terapia para detectar cuál de ellos se encuentra vibrando en frecuencias bajas, o en frecuencias que no le corresponden que están fuera del rango de frecuencias de su color propio, para poder tratarlo y dejarlo despejado, abierto y vibrando en la frecuencia que le corresponde antes de comenzar la fase de la terapia de canalización de energía.
Para el buen resultado de la terapia Reiki o de Sanación es fundamental comenzar la fase de canalización de energía de la terapia con todos los chakras abiertos y vibrando cada uno en la frecuencia que le corresponde.
Porque si comenzamos la terapia con un chakra bloqueado o cerrado, o vibrando en frecuencias que no le corresponden, al realizar la canalización de energía se producirá un bloqueo o estancamiento en ese chakra al no permitir el libre flujo de la energía a través de él, y esta deficiencia se reflejará en todos los órganos, glándulas internas, plexos nerviosos y partes de la estructura energética del paciente asociados a ese chakra.
El manejo del Analizador de chakras es muy sencillo y a la vez muy efectivo y rápido para realizar un diagnóstico bioenergético del sistema de chakras:
Chequeamos los chakras con el Analizador de chakras Chakra tester, comenzando por el séptimo y vamos dándole a cada uno una lectura entre uno y diez.
Para ello colocamos el Analizador de chakras a unos diez centímetros de cada chakra hasta que capte la corriente de vibración del chakra y comience a moverse, entonces observamos su oscilación, si oscila de arriba hacia abajo con intensidad el chakra está bien; si la oscilación es débil el chakra está bajo y habrá que tratarlo; si se mantiene en reposo, nos indica que el chakra está bloqueado; si oscila de lado horizontalmente o con líneas oblicuas, el chakra está contaminado por frecuencias que no le corresponden.

 



El péndulo universal
El péndulo universal es un péndulo especializado, consistente en una esfera de madera o de metal  que se puede programar fácilmente en la frecuencia correspondiente a cada chakra mediante una anilla móvil y el cordel.
Para tratar los chakras que lo precisen, programamos el péndulo universal situando la anilla en el meridiano de la terapia y el cordel en el color correspondiente al chakra afectado, lo situamos encima del chakra a unos diez centímetros y lo dejamos que vaya haciendo la recarga del chakra hasta que se pare del todo, señal que ha terminado con ese chakra.
Si después comprobamos el chakra con el Analizador de chakras podremos comprobar que se encuentra completamente abierto y cargado.



Otros usos del Chakra tester
Comprobar la compatibilidad de un producto con una persona.
Diagnostico bioenergético del ser humano
Descubrir energías perturbadas o insanas de los espacios físicos.
Realizar diagnósticos bioenergéticos a distancia

Para conocer el funcionamiento del biotensor y del péndulo universal en profundidad, consultar los manuales Karuna Reiki y Libro completo de la Sanación espiritual, del mismo autor.

Interesados en el biotensor: Llamar al teléfono 616489108 o ponerse en contacto con Jose Mª Jimenez en los mail: info@reikijosejimenez.com; o info@sanacionespiritual.es

 

inicio - el autor - libros - cursos - consultas - terapias - cáncer y sanación- información - cursos de sanación a distancia - programación - adquisiciones - contacto